Buen momento para invertir en bienes raíces en Panamá

Anatoly Gaviria Sep 17, 2021

El presidente de la Junta Directiva de ACOBIR (Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces), Francisco R. Cheng León, considera que actualmente estamos en un muy buen momento para invertir en bienes raíces en Panamá ya que los precios en el futuro podrían mostrar una tendencia al alza.

El mercado inmobiliario panameño ha mostrado señales positivas lo cual fue apreciado por FIABCI (Federación Internacional de Profesionales Inmobiliarios). ACOBIR es miembro de esta federación que está formada por 70 países.

Consolidación de interés preferencial

Según Cheng León, luego de evaluar el desempeño del mercado inmobiliario, tanto de compradores locales como extranjeros, es importante continuar con el dinamismo en el rango de intereses preferenciales, para viviendas con costos entre $ 120.000 y $ 180.000.

El incremento del tramo preferencial ha impulsado la urbanización en el centro de la ciudad y permite al local adquirir viviendas en zonas bastante céntricas.

Una vez que el empleo se estabiliza, se puede retomar la dinámica de los préstamos hipotecarios, porque el mercado depende del financiamiento de los bancos panameños.

En el caso del comprador extranjero, explicó que este tipo de inversiones deben consolidarse, con miras a un horizonte de diez años.

Dijo que a pesar de los desafíos impuestos a Panamá, “es un país en democracia, con estado de derecho y estabilidad política, en comparación con otras naciones de la región”.

Este conjunto de características favorece las inversiones, así como el uso del dólar, la posición geográfica y un marco legislativo favorable como lo son la Ley de Sede de Empresas Multinacionales (SEM) y la Ley de Régimen Especial para el Establecimiento y Operación de Empresas Multinacionales relacionadas con fabricación (EMMA).

Mercado en cifras

El presidente de Acobir explicó que el gremio desarrolla estudios anuales para medir el comportamiento de la industria inmobiliaria.

En relación al inventario total disponible (incluye unidades listas para ocupar, en preventa y en construcción), dijo que se redujo positivamente al cierre de 2020 versus 2019 aun cuando el ritmo de ventas disminuyó.

De 29.000 unidades en inventario en 2019, se situó en 24.000 unidades en 2020, una diferencia de 5.000 hogares menos.

Esta reducción se debió fundamentalmente a la decisión de parar los proyectos en preventa por la circunstancia de la pandemia, con lo cual estas unidades fueron retiradas del inventario.

Cheng León destaca que 2021 refleja una reactivación, a un ritmo superior al 2020.

Además, los compradores tienen la opción de alquilar y luego comprar la propiedad o comprar el proyecto en plano.

Los precios se han mantenido, aunque preocupa el impacto del aumento de los fletes en los costos de los materiales de construcción, en su mayoría importados.

Aún no tienen proyecciones definitivas sobre el impacto de esta realidad inflacionaria del material en el precio de la construcción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.