La economía de Panamá creció un 10% en el primer semestre de 2021

Anatoly Gaviria Nov 26, 2021

La economía de Panamá creció 10.0% en comparación con el mismo período del año anterior, reflejando el inicio de la recuperación. El buen desempeño de la economía panameña en el segundo trimestre de 2021 se midió a través del Producto Interno Bruto Trimestral (PIBT), el cual presentó un incremento de 40,4%, en comparación con el período similar del año anterior, donde el PIBT registró una caída de 17,9%

Las actividades económicas iniciaron su proceso de recuperación luego del impacto generado por esta pandemia en el trimestre comparable de 2020, donde se registraron los mayores efectos sobre las actividades económicas dadas las restricciones de movilidad y cierres parciales de las operaciones de empresas y establecimientos en el país.

Agricultura, ganadería, caza y silvicultura

El Valor Agregado Bruto Agropecuario registró un incremento de 9.0% en el trimestre, debido al comportamiento positivo de actividades agrícolas como: el cultivo de arroz y maíz que aumentaron 5.2% y 7.7%, respectivamente. Si bien hubo actividades que mostraron descensos como la exportación de banano y piña en 26,7% y 25,6%, en su orden impidiendo que el crecimiento del sector sea mayor.

El sector agropecuario, en su conjunto, mostró un incremento en el primer semestre de 3.4%.

Pesca

Para el segundo trimestre, la actividad pesquera mostró una disminución de 4.0%, lo que se refleja en la disminución de las exportaciones de pescado fresco refrigerado y congelado en 16.3%, frenó la caída de esta categoría económica de camarón con un crecimiento de 59.2%. La actividad presentó un crecimiento acumulado semestral del 4,1%.

Minas y canteras

El Valor Agregado Bruto de esta actividad registró un incremento significativo del 728,3%, respecto al trimestre del año anterior. Las exportaciones de minerales de cobre y sus concentrados a los distintos mercados internacionales alcanzaron las 81.686 toneladas producidas en el trimestre. Para el período de enero a junio, la categoría reportó un crecimiento de 178,3%.

Industrias manufactureras

La producción industrial presentó un crecimiento de 25,4% en su Valor Agregado Bruto respecto al mismo período del año anterior. Entre las actividades económicas que sustentaron este comportamiento se encuentran: Producción de carne y productos cárnicos con 18,6%, debido al mayor sacrificio de bovinos, porcinos y avícolas, fabricación de cemento, cal y yeso con 333,7%, elaboración de lácteos con 6,5% , elaboración de bebidas malteadas, gaseosas y licores en 201,8%, 18,8% y 237,5%, respectivamente.

Suministro de luz, gas y agua

El comportamiento del conjunto de la actividad registró un incremento del 10,8% en el Valor Agregado Bruto en el trimestre; la generación de energía renovable que incluye hidroeléctrica, eólica y solar aumentó en 56,7%; por su parte, la distribución de energía aumentó un 13,5% y la transmisión un 13,0%. Sin embargo, la generación de energía térmica disminuyó un 48,2%.

Construcción

Durante el segundo trimestre, la actividad mostró un crecimiento del 489,5%, debido a la reactivación de obra civil pública, así como a la construcción de edificaciones, principalmente las beneficiadas con interés preferencial, mostrando así una recuperación progresiva del sector que fue severamente afectado por la crisis sanitaria del COVID-19 que afecta al país. Esta categoría, en su conjunto, presentó un incremento del 10,5%, durante el primer semestre.

Comercio al por mayor y al por menor, reparación de vehículos de motor, motocicletas, efectos personales y enseres domésticos

En conjunto, las actividades comerciales incrementaron su contribución al Valor Agregado Bruto en un 23,9%. El comercio mayorista mostró un comportamiento positivo en el volumen de ventas de combustibles, alimentos, bebidas y tabaco, efectos personales y productos diversos.

Por otro lado, el comercio minorista mostró un incremento, debido al incremento en las ventas de alimentos y bebidas, farmacéuticos, vehículos de motor, mantenimiento y reparación.

Hoteles y restaurantes

La categoría, en su conjunto, mostró una evolución positiva del 92,0% en su Valor Agregado Bruto, donde los ingresos de los restaurantes crecieron un 99,9% respecto al segundo trimestre de 2020, en el que esta actividad se mantuvo parcial o totalmente cerrada; Por otro lado, el sector hotelero registró una disminución, debido a la caída en la ocupación hotelera y el número de turistas que ingresan al país. En el primer semestre del año, la actividad mostró una contracción del 31,2%.

Transporte, almacenamiento y comunicaciones

El Valor Agregado Bruto del transporte, almacenamiento y comunicaciones en su conjunto, registró un crecimiento del 29,8% explicado por las operaciones del Canal de Panamá, puertos, transporte aéreo, transporte terrestre de pasajeros y telecomunicaciones.

El Canal de Panamá mostró una variación positiva, debido al aumento de los ingresos por peajes en un 20,2% (a precios corrientes), y los servicios prestados a los buques en tránsito.

Intermediación financiera

El Valor Agregado Bruto de la intermediación financiera, para el segundo trimestre registró una caída del 5.3%, los servicios financieros del Centro Bancario Internacional presentaron una disminución del 10.4%.

Asimismo, el saldo de préstamos internos al sector privado continúa impactando negativamente por los efectos de la pandemia COVID-19, en renglones como: construcción, comercio e industria manufacturera.

Actividades inmobiliarias, comerciales y de alquiler

El Valor Agregado de esta categoría económica para el segundo trimestre registró un crecimiento del 15,3%, donde las actividades del mercado inmobiliario registraron un comportamiento positivo en los servicios empresariales de arquitectura e ingeniería, legal, publicidad, entre otros. Por su parte, la actividad inmobiliaria para uso final propio (vivienda propia), que fue un 3,2% superior, se vio favorecida por la oferta de edificios de viviendas construidos en años anteriores. El crecimiento acumulado de esta categoría para el primer semestre fue del 1,8%.

Servicios de educación privada

El conjunto de la actividad mostró un comportamiento positivo del 0,3%, producto del aumento de las clases mixtas en los niveles de Educación Infantil y Primaria; educación secundaria educación general; así como educación de nivel superior.

Para el semestre, esta categoría mostró una disminución de 4.0%.

Actividades de servicios sociales y sanitarios privados

La actividad de los servicios de salud prestados por el sector privado, se incrementó en un 6,3%, como consecuencia del incremento de las actividades hospitalarias; médicos y dentistas, asistentes y enfermeras, así como atención de laboratorio. De enero a junio, esta categoría reflejó un incremento del 5,5%.

Otras actividades de servicio comunitario, social y personal

El Valor Agregado Bruto de esta categoría de actividad económica creció un 189,7%, debido a un incremento en las ventas de loterías y en las apuestas de casino y hipódromo. Asimismo, las actividades de servicios de lavado y planchado de prendas de vestir; actividades de peluquería y otros tratamientos de belleza; así como otras actividades de ocio reportaron variaciones positivas respecto al mismo trimestre de 2020.

Hogares privados con servicio doméstico

La actividad de servicios domésticos prestados a los hogares presentó una variación negativa del 3,1%, producto de la disminución del personal ocupado en esta actividad como consecuencia de la situación laboral que atraviesa el país como consecuencia de la pandemia. Para el semestre, esta categoría mostró una disminución del 13,2%.

Gobierno General (Otra producción no de mercado)

El Gobierno General, para el segundo trimestre, registró un incremento del 3,2%, favorecido por el aumento de los sueldos en algunas instituciones públicas como el Ministerio de Salud y la Caja de Seguridad Social ante la necesidad de incrementar el personal sanitario que afronta la crisis generada. por COVID-19. Asimismo, hubo incrementos en el Ministerio de Seguridad y otras instituciones públicas.

Impuestos sobre productos netos de subvenciones

Los impuestos a los productos netos de subsidios mostraron un incremento de 144,4%, debido al aumento en la recaudación de impuestos y derechos de importación, servicios prestados (ITBMS) e impuestos sobre los productos; así como la disminución de las subvenciones a las actividades. Acumulado al primer semestre, los impuestos netos de subsidios registraron un incremento del 15,7%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *